Entradas

El gran dictador

He visto estos días "El gran dictador" , ese maravilla de Chaplin .  No necesito comentar nada. Solo quería dar la oportunidad de releer el discurso final, que ni siquiera voy a subrayar. Es absolutamente actual. Porque va más allá del tiempo: a la raíz de qué es ser hombre.  "Lo siento. Pero... yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas. Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea a

¡Nuevo libro a la vista: "CERILLAS MENTALES (QUIEN PIENSA GANA)"!

Tik Tok y los libros (#BookTok)

¿Celebrar o no celebrar la Inmaculada Concepción?

Vive y haz vivir

Escribir con el borrador (corregirse para avanzar)

"Nobody" y lo masculino (el hombre posmoderno en crisis continua)

Lecciones olímpicas XIII: David Valero o el sacrificio, el trabajo y la honestidad tras una remontada épica dedicada a su familia

Lo bueno de ser cristiano (IV): "No fight, no life", hasta en verano . (O en latín, que queda siempre mejor: "Semper adde, semper ambula, semper profice")

"Un momento, cariño: estoy hablando"

Diversión o plenitud. ¿Quién quiere tristes a los adolescentes? (Spoiler: nadie, pero muchos lo están)

De mascarillas... y máscaras (y más cosas y personas)

La importancia de desanimarse (cuanto antes)