Entradas

Escuchar con los ojos (así de difícil)

¡Qué crueldad pueden esconder los anuncios sin darse cuenta apenas! Fijaos, si no, en este.  Sería bonito que siempre fuera así, que siempre pasara lo que sugiere la Caixa: Lo bueno de tener a alguien cerca es que te escucha  Pero lo cierto —y doloroso— es que no. Tener a alguien cerca no conlleva que te escuche. (Y puede decirse al revés: puedo estar yo cerca de alguien y no escucharle).  Lo mínimo es, eso sí, que te oiga. Pero, ¡ay!, esas dos cosas —oír y escuchar— son tan diferentes. Oír es algo meramente físico: que te llegue el sonido. Escuchar es prestar atención.  Además, podemos añadir el componente subjetivo del diálogo. Y en ese momento deberíamos sumar un definitivo y sumamente personal "saberse escuchado", que es algo más que solo "ser escuchado".  Hay, como se ve, tres pasos. Ser oído, ser escuchado y saberse escuchado.  ¡Qué dolor cuando alguien está cerca pero no te escucha, sino que solo te oye! Y qué dolor también cuando, aunque sea un paso intermed

Y también puede ser de otro modo...

¡Viva la madre que parió a esos médicos! (La teoría, la técnica y la práxis, de la mano otra vez)

¡Ya basta de viejóvenes! (¿Cómo volver a tener jóvenes?) [post largo de verdad]

¿Cómo autorrealizarse siendo top model (y sin serlo)?

JMJ. 6.8.2023. Epílogo

JMJ. 5.8.2023

JMJ. 4.8.2023

JMJ. 3.8.2023

JMJ. 2.8.2023

JMJ. 1.8.2023

Seamos felices mientras podamos (y en vacaciones)